Ella es la bisnieta de Arturo Toscanini, pero hace música electrónica: aquí está Veyl, el productor que ama a las estrellas.

Ella se llama Viola d'Acquarone, alias Veyl, y hace musica electronica. Su tatarabuelo es lo más lejos que puedes imaginar de ese mundo: hablemos de Arturo Toscanini. "No sé qué podría decir sobre lo que hago, estamos desde muy lejos y es imposible siquiera pensar en una comparación", comenta el Productor milanés y cantante, que en 2016, luego de experiencia en varios grupos, debutó como solista con ep Ayorama: seis huellas de sonidos electrónicos refinados y elegantes, entre momentos más oscuros y más etéreos, coproducidos por Emilio Pozzolini del puerto real. Ahora, con 29 años, alguien habrá notado entre los invitados de La vida es muy buena, el programa de televisión conducido por Bebe Vio - es trabajando en su álbum debut. Mientras tanto acaba de salir. el video clip de su cancion XVX, realizado en 3D por Alessandro Arcidiacono. "Estoy en una fase de investigación", dice Viola. "El EP fue solo el comienzo, la escritura del álbum me está llevando en una dirección que tiende a estallar".

No puede pedirle consejo a su tatarabuelo, pero ¿qué sabe él sobre él? Se sabe mucho acerca de Arturo Toscanini, se ha dicho todo sobre él, se han publicado sus cartas personales, quizás incluso demasiado. En lo que a mí respecta, pronto aprendí a conocerlo, me dijeron de inmediato que era una figura importante. Cuando era pequeña, mi abuela solía llevarme a las noches en su honor, a los conciertos en La Scala ... A ella realmente le importaba. Así que desarrollé un gran respeto hacia esa figura, estoy orgulloso de este grado de parentesco por varias razones.

¿Lo más importante? La oposición al fascismo, la inmensa contribución que ha dado al mundo de la música, ya que ha revolucionado la forma de dirigir la orquesta y comprender la obra y los conciertos. También me impresionó el contraste entre su reputación como un hombre rígido y austero, hay hilarantes archivos de audio originales de él que matan a las orquestas, insultándolos, y una profunda ternura que capté escuchando historias y viendo videos de cada uno. escriba. También era un hombre amoroso.

La portada de Ayorama, primer Ep de Veyl (Alessandro Arcidiacono)

Empezaste desde el piano, ¿verdad? Sí, tenía 5 años. De niño mostré de inmediato cierta propensión a la música. No sé cuánto tiene que ver nuestro bisabuelo con eso; Pude haber adivinado desde muy temprana edad que había una figura importante en la familia, pero nunca pensé que podría seguir sus pasos o rendirle homenaje. Nada de eso, soy extremadamente cauteloso con este legado, también porque ya he sido atacado en las redes sociales por los que me odian y me dicen que no estaba a la altura de Toscanini. Pero ni siquiera entro en este juego.

Así que se sintió como la música. Exactamente, ya en la escuela primaria sentí que lo que más me gustaba hacer desde un punto de vista creativo y lúdico era jugar con notas. Mis padres notaron que tenía buen oído, porque tal vez me quejaba mientras jugaba con Barbies. Así que alquilaron un piano y comenzaron a tomar clases. Y del Musigatto llegué a las cosas un poco más desafiantes (risas; ed).

¿Haces electrónica, pero como descendiente de Toscanini escuchas el clásico? A menudo. Me encantan Debussy y Satie. Este último siempre ha sido una constante para mí. Cerré mis estudios en Humanidades para la Comunicación con una tesis sobre música de fondo y el paisaje sonoro, que comenzó a partir de Satie.

¿Y cómo surgió? Comencé a escuchar electrónica en la escuela secundaria, pasando de Röyksopp a Björk: además de la música, me gusta el hecho de que sea una figura fuerte y que haya desarrollado una imagen y una estética personal y definida. Es la dirección a la que estoy tratando de ir: no me gustaría copiar a nadie y encontrar mi camino. En muchos registros, hoy en día, las referencias son reconocibles, muchas cosas me suenan ya escuchadas, y carecen de una originalidad dada por la personalidad del autor. Yo, en esta fase posterior al EP, me gustaría crecer y realmente encontrar mi identidad musical.

Todo con herramientas que pocas mujeres pueden manejar. Eso sucedió porque, trivialmente, como cuestión de espacio en el hogar, pasé del nivel acústico a un piano eléctrico digital. A partir de ahí comencé a experimentar con nuevos sonidos y nunca me detuve. Luego fue el turno del primer sintetizador, luego de la computadora, del theremin ... También toqué en varios grupos, incluido el nihil est, y colaboré en una pieza con los miembros de la realeza del puerto, el grupo de Emilio Pozzolini, quien me dio Ayudó en la realización del ep. Aprendí mucho de él.

Aparte de Björk, ¿tienes otras figuras femeninas que te inspiren? Delia Derbyshire, pionera de la música electrónica desde los años sesenta. Siempre lo he admirado, no solo por su sensibilidad compositiva y sonora, sino también porque, a pesar de que a finales de los años cincuenta el mundo musical era casi exclusivamente masculino, le dio a la música electrónica una de las mayores contribuciones desde el punto de vista. Habilidades técnicas y de escritura.

¿Qué te da la música? Expresarme a través de la música me hace sentir bien, mucho mejor que cuando lo hago con palabras. No sé por qué, es algo natural, lo necesito. Me da una sensación de alivio, es algo que siento en mi interior, a nivel visceral. Por este motivo decidí, en un momento dado, dejar de lado las colaboraciones y dedicarme solo a Veyl. Esto desde 2012, entre otras cosas a partir de XVX, la canción cuyo video acaba de ser lanzado.

Los textos electrónicos suelen tener un papel diferente al que pueden jugar en la canción pop: ¿qué valor le dan a las palabras? Son importantes, pero no fundamentales. De hecho, en mi próximo álbum también habrá piezas instrumentales. Me gusta usar la voz para transmitir emociones, la uso más como un instrumento, como un medio de sonido.

Hablando de conciertos, una cosa es tocar con una banda, otra es ponerte en el centro, ser el protagonista en el escenario y tener que tocar y cantar en vivo sola, como lo ha estado haciendo durante un tiempo. ¿Fue difícil tomar este camino? Muy. Al principio, poner mis emociones en el escenario y ponerlas delante de todos fue traumático. Estaba aterrorizada, muy tímida, mis piernas temblaban, mi voz temblaba. Pero después de algunas vidas aprendí a divertirme y ahora me siento más segura, más relajada.

Muchos, especialmente aquellos que hacen pop y rock, afirman que la electrónica es música fría, hecha en la computadora y con tecnologías que no son instrumentos reales. ¿Cómo respondes? Para mi es solo otro tipo de lenguaje. Los sintetizadores y las computadoras son instrumentos musicales en todos los aspectos, instrumentos con los que uno se expresa en la música. De hecho, la electrónica no es música de verdad, me dijeron aquellos que me atacaron haciendo la comparación con mi tatarabuelo ... No, para mí no hay diferencia entre tocar mi Moog Mother-32 y tocar el bajo eléctrico. o un piano.

Y más allá de la música, ¿tienes otras pasiones? Astronomía, tanto que para mi cumpleaños mis amigos me regalaron un hermoso telescopio. Luego la física, los estudios del tiempo. También soy un entusiasta del té y la infusión. Sin embargo, sí, como todos los campos donde todavía hay muchas respuestas por hacer, la astronomía me interesa mucho. Me encanta mirar las estrellas, será que en mis momentos de ansiedad o preocupación me gusta tomar y alejarme, viajar con la cabeza e ir metafóricamente a otros planetas. XVX Él habla de esto: lo escribí en un momento en que necesitaba volar con la cabeza y refugiarme en otros espacios.

Загрузка...

Categorías Más Populares

Загрузка...